Una “isla de plástico” que flota en el mar Caribe.

La fotógrafa británica Caroline Power, compartió hace algun tiempo unas imágenes en su cuenta de Facebook que registran lo que sería ‘La Isla de Plástico’.

Según las fotografías se trata de una gran extensión de basura que cubre una parte de la superficie del mar Caribe.

Esta isla ubicada entre las costas de Honduras y Guatemala contiene desechos como cucharas, bolsas, botellas, tenedores, y según lo afirmado por Power, hasta un televisor, balones de futbol dañados y ropa hay en esa aglomeración de residuos.

“Había cepillos de dientes, muchos zapatos y chanclas” añadió la fotógrafa quien en  la descripción de su publicación afirmó que el hecho registrado es “un mar de plástico y espuma de poliestireno”.

La nata de desperdicios no es un fenómeno nuevo, pero si desconocido para gran parte de la población internacional.

A raíz de las imágenes que se hicieron virales, no solo ha sido concebida esta situación como un problema medioambiental, sino también como un motivo que ha causado tensión entre las relaciones de ambos países.

Para tomar medidas ante la contaminación masiva ambos Gobiernos se reunieron con el fin de  llegar a posibles acuerdos y darle solución a una situación que, según las autoridades, está presente hace más de tres años.

El dialogo para la protección ambiental de las Islas no tuvo el desarrollo esperado debido a que el tema central fue definir quién sería el responsable, acusándose así entre ellos mismos y a otras playas cercanas que al parecer, vierten sus desechos a las orillas del mar.

El plazo acordado por el Gobierno de Tegucigalpa fue de cinco semanas para darle control a los vertidos. En caso de no cumplir con el requerimiento, se establecerán tratados internacionales.