“Robot saltarín” desarrollado para emplearlo en escenarios de búsqueda y rescate. (Vídeo).

Caracas 15 de Octubre.- Un grupo de investigadores de la Universidad de California en Berkeley presento en sociedad a Salto-1P. Un pequeño robot de salto monopedal, tal y como daban a conocer sus creadores, capaz de realizar saltos continuos de alta potencia. Desde entonces, este autómata de 100 gramos y 26 centímetros de altura cuando está estirado ha ido evolucionando hasta alcanzar nuevas cotas.

A través de un nuevo vídeo, publicado por Biomimetic Millisystems Lab en su cuenta de YouTube, los desarrolladores de este robot han demostrado las nuevas capacidades de Salto. Desde saltar sobre superficies de diferentes niveles hasta dirigir el salto hacia puntos concretos. Un androide que destaca por sus saltos cada vez más precisos que es capaz incluso de impulsarse en paredes u otros elementos para llegar todavía más lejos, tal y como recoge NewAtlas.

El robot que aprendió a saltar de los primates

Gracias a sus reducidas dimensiones, este pequeño robot es capaz de realizar saltos de más de metro de altura. Para ello se aprovecha de su relación potencia-peso, que le permite saltar más rápido y más alto que cualquier otro robot, y de la técnica del gálago, un primate capaz de almacenar energía en los tendones de sus patas para realizar saltos continuos.

En el pasado, otras compañías como Boston Dynamics se han inspirado en diferentes animales para desarrollar sus robots. Desde Cheetah, que se inspira en los guepardos para alcanzar velocidades de 29 kilómetros por hora hasta Spotmini, un perro robótico que sorprende por su gran sentido de la orientación y su agilidad.

Por esa misma razón, el grupo de investigadores de la Universidad de California de Berkeley decidió inspirarse en gálago para crear a su robot más saltarín. Gracias a la técnica de este primate, y a la tecnología empleada en Salto, el androide puede realizar saltos continuos sin ningún problema, tal y como demuestra el vídeo.

El objetivo de Salto

Sin embargo, el objetivo de Salto no es sorprender con sus pasos de parkour ni convertirse en el robot más saltarín del mundo. Los investigadores desarrollaron a este pequeño autómata para emplearlo en escenarios de búsqueda y rescate. Gracias a sus reducidas dimensiones, y su asombrosa estabilidad, Salto sería capaz de acceder a terrenos difícilmente accesibles y llegar hasta donde otros robots no pueden.

Por el momento, Salto todavía está limitado a saltar entre puntos predefinidos.De cara al futuro, el equipo espera combinar esta habilidad con sistemas de visión y planificación de rutas para que pueda explorar de una manera efectiva sin ningún tipo de ayuda.

http://cadenaser.com