Rescate de Julen: Comienza la hora regresiva en el rescate.

Caracas 24 de Enero.-  La “cuenta regresiva” ha comenzado, según fuentes del equipo de rescate que informan que en “muy breve plazo de tiempo” entrarán al fin a sacar a Julen Roselló, el niño de dos años, de las profundidades del pozo en el Cede rro La Corona, en Totalán (Málaga).

Han terminado los trabajos de acondicionamiento de la plataforma para acceder al pozo vertical. Se empieza a desplegar el dispositivo de rescate, que está formado por 8 efectivos de la Brigada de Salvamento Minero desplazados desde la provincia de Asturias; 10 guardias civiles (8 especialistas de Montaña y 2 de Actividades Subacuáticas); y 8 bomberos del Consorcio Provincial, según ha adelantado en declaraciones a la prensa local la Subdelegación de Gobierno.

Después de varios días preparando el pozo paralelo al que retiene al niño desde hace ya más de 250 horas, y de no pocos contratiempos, el equipo de rescate de ocho mineros de la Brigada de Intervención de Hunosa se apresta a bajar a 70 metros de profundidad para cavar a mano el túnel de custro metros que les debe llevar, si nada se tuerce, al pozo en el que el pequeño, que presuntamente se cayó en la perforación realizada,  mientras su padre, que preparaba una paella, lo perdió de vista “un segundo”, según su declaración.

“Ahora sólo queda comprobar bien los equipos con los que la Brigada va a bajar al subsuelo y asegurarnos de que todo está en orden, de que incluso los repuestos están disponibles”, han explicado a EL MUNDO fuentes del rescate. La operación, en condiciones de extrema dureza, podría llevar24 horas.

“Los equipos de respiración, iluminación y comunicación se revisan muchas veces, pero ahora hay que hacerlo una vez más porque es el momento definitivo”, han explicado estas mismas fuentes, que aseguran que el ánimo de los miembros de la brigada es “excelente”. “Están deseando entrar ahí, llevan días esperando pacientes, descansando, preparándose para el reto”.

La impresión al borde de los dos pozos, donde se ha destapado en cuestión de horas una suerte de mina a cielo abierto para localizar al niño, es que “se ha creado aquí dentro una especie de pueblo de 300 personas que trabajan con un solo objetivo, y un sentimiento de comunidad enorme”. “Ahora ya son ellos los que mandan, los miembros de la brigada. Ellos tienen que decidir cómo y cuándo entran”, ha comentado a este diario Francisco Delgado, presidente del Consorcio se Bomberos y uno de los coordinadores del rescate.

“La coordinación del los equipos de intervención en el sitio,  llamará en breve a la familia para informarla de la situación y el rescate empezará en cuanto la seguridad de los rescatadores esté garantizada”, ha confirmado Delgado. La cuenta regresiva han comenzado.

radiorescate/rr.

Créditos web.