Rescate de “Concho Arenas” 1982. Reseñas históricas CEMAG.

Por: Oscar E. Muñoz.

Caracas 28 de Abril.-

Siguiendo en la línea de las reseñas de aquellas actividades realizadas por el CEMAG, Centro Excursionista “Manuel Ángel González”,  a lo largo de sus 51 años de labores y que de alguna manera han repercutido en el ámbito  local, regional, nacional e internacionalmente y de acuerdo a nuestras efemérides del mes de Abril, corresponde  en esta oportunidad al caso del señor Concepción  Arenas, conocido popularmente como “Concho Arenas”, quien estuvo desaparecido en las montañas próximas al Sector del Bautismo, cercano a la población de Guatire, durante más de siete días.

El hecho ocurrió un Sábado 17 de Abril, del año 1982,  cuando en horas de la mañana muy temprano, salen de La Hacienda  El Oso, “Concho Arenas”, quien para ese entonces tendría unos 70 años de edad, acompañado de los jóvenes Pablo Hernández (20 años) y Luis Antonio Marques (21 años), este último conocido popularmente como “Heriberto”.

Iban de cacería hacia la zona de Majagual-Cogollal, y en un sector ubicado en las faldas del Topo Majagual, denominado también Los Rastrojos, muy cerca de la Quebrada La Mesa deciden acampar. A eso de las 5 de la tarde Concho Arenas, decide ir solo hacia el Topo Majagual para “velar” a las dantas y deja en la ranchería (Campamento improvisado) a los dos jóvenes, porque no tenían mucha experiencia en las labores de la cacería.

Transcurre el tiempo y al día siguiente el Domingo 18, y viendo que no había retornado Concho al campamento, el joven Heriberto resuelve buscarle en la zona mencionada, pero no logra ubicarlo y entonces es cuando deciden aproximadamente a eso de las 5 de la tarde bajar hasta La Hacienda El Oso y dar aviso a los  hijos de Concho y también a los vecinos del lugar.

Para el lunes 19, sube a la zona su hijo Carlos José Arenas, (Villa) quien tendría unos 23 años de edad, acompañado de Heriberto y otros vecinos. La búsqueda no tuvo éxitos y retornan a eso de las 10 de la noche nuevamente a La Hacienda El Oso. 

El Martes 20, el otro hijo de Concho de nombre  Cesar Félix Arenas (Pajarito), de 25 años de edad, baja hasta el Bautismo y da aviso al Comisario del Caserío de nombre Elías Lugo, quien a su vez alerta la antigua Policía Técnica Judicial (PTJ) y también al CEMAG.

El Miércoles 21, una comisión del CEMAG, integrada inicialmente por Carlos Toro Blanco, Wilfredo Cesar, José Jesús Lugo, Rafael Salas Hernández (QEPD) y Oscar Muñoz Lima, se presentan en La Hacienda El Oso, con la finalidad de conocer los detalles del caso e iniciar junto con familiares y vecinos la búsqueda de Concho Arenas en toda esta zona montañosa. Igualmente  se integran el Grupo de Rescate Canaima y funcionarios de la Policía Técnica Judicial (PTJ).  (Actualmente sus siglas son CICPC).

Por otra parte, un equipo del CEMAG, se instala en el sector del Bautismo con la finalidad de coordinar todo lo referente a la Logística requerida. Este equipo estaba integrado por Mario Vera y Pedro Luis Porras.  Mas tarde se les sumaría Lewis Sanabria en La Hacienda El Oso, esto para enlazar vía radio comunicaciones, con la Defensa Civil en Caracas, el equipo de Búsqueda y la Sede del CEMAG, la cual para ese entonces estaba ubicada en el sector de Los Malabares en Guatire.

Se establecieron diferentes comisiones y rutas, durante los  días trascurridos desde el 22 hasta el  25 de Abril, todos con resultados negativos. Ese mismo Domingo 25, se realiza una reunión en horas de la noche en la Hacienda El Oso, con la finalidad de ampliar la  búsqueda  hacia la cara norte de la Fila  Maestra, vía La Sabana (Parque Nacional Waraira Repano) y verificar la presencia de  zamuros en el sector, pues se presumía su deceso.

El día lunes 26 los integrantes de la comisión designada  para cubrir y rastrear la ruta hacia la Sabana, se internan hasta el sector llamado Los Helechales (cara norte de la Fila Maestra)  y es a  eso de las 11 de la mañana cuando logran escuchar el ladrido de un perro. Cesar Félix hijo de Concho, indica  que posiblemente se trataba  del perro de nombre “Lindo” que siempre acompañaba a su  padre. A medida que nos acercábamos al punto donde ladraba el perro, el sonido era más fuerte, logrando  divisar en un matorral el cuerpo en posición horizontal de Concho Arenas, quien aún se encontraba con vida, pero muy descompensado y sin poder movilizarse por sí mismo, acompañado por supuesto de su fiel perro “Lindo” que gracias a sus ladridos fue que lo pudimos conseguir.

De inmediato se le suministran los Primeros Auxilios propios para su estado de salud y por radio se pidió apoyo a la Defensa Civil (hoy en día llamada Protección Civil)  para que se realizara con carácter de urgencia él envió de ayuda y asistencia médica, dado el avanzado estado de deshidratación en que se encontraba Concho.

Desde la sede de la Defensa Civil, nos indican que enviarían un médico a bordo de un helicóptero, para lo cual se requería abrir un helipunto en medio de la selva, muy cerca de lo que  luego sería bautizado como el Campamento “Dos Filas”, esto con la finalidad de  que pudiera aterrizar el helicóptero, entrar y extraer a Concho. A eso de la 1 p.m. se logra avizorar el helicóptero.  Se le hacen todas señales propias de una maniobra de aproximación, pero el mismo no pudo entrar, motivo por el cual los pilotos deciden bajar al médico en la Hacienda El Oso.

Ya en la hacienda se logra conseguir un “Macho” (hibrido resultante del cruce entre caballo y burra),  para realizar el traslado del médico hasta la Hacienda El Oso. Durante el camino de regreso Concho nos relató que había logrado sobrevivir gracias a que pudo atrapar y comer cruda una “Camata”, igualmente pudo tomar agua de un árbol llamado “gallito” y a su vez comer “Palmito”; pero todo esa ingesta le produjo una fuerte diarrea y baja de tensión, que lo puso al borde de la muerte y sin esperanza de mantenerse vivo.  Señalaba además durante su traslado, que el causante de haber perdido el camino había sido un “Encantado”.

Fueron más de  dos horas de travesía  a través de trochas caminos en plena montaña, llegando  a La Hacienda El  Oso en horas de la tarde, donde en la misma ya estaba preparado un equipo de hidratación y también el médico que había llegado en el  Helicóptero perteneciente a la antigua Policía Metropolitana.

En el lugar se logra hidratarlo y compensarlo, pero el medico decide su traslado en el mismo helicóptero hasta el Hospital de Guatire, para su recuperación segura y definitiva.

Concluye así de esta manera la misión de búsqueda y rescate de “Concho Arenas”, todo en feliz término.

De los grupos de búsqueda recordamos a la gente del Grupo Rescate Canaima, integrada por Jesús Benito González, Ramón González (QEPD) y a Pablo Emilio Machado (QEPD).

También tengo que reconocer el apoyo del Comisario Juan Yánez de la PTJ (Delegación Guarenas) y los vecinos y familiares de Concho, entre ellos: Matías Rodríguez, Martin Castro, Pancho Rodríguez, Felipe Peña, Fernando Peña, Teodoro Arenas, Ricardo Arenas y Julián  Arenas.

Datos de interes:

Es conveniente indicar que la zona escenario de la Búsqueda, localización y posterior rescate de Concho, abarca a partir del camino que va desde La Hacienda El Oso, hasta la vía o sendero de la montaña que conduce a La Sabana, lugar donde se ubican los Cerros “Majagual  y Cogollal, integrando parte de un conjunto de montañas situadas en la llamada Fila Maestra (Divisoria de la Vertiente sur y norte) del ramal Litoral, Cordillera de la Costa y delimitadas al Noreste de la población de Araira (Parroquia Bolívar, Municipio Zamora del Estado Miranda), con una altitud de aproximadamente 1920 metros s.n.m.

En el caso de La Hacienda El Oso, la misma está ubicada en la cara sur de la Fila Maestra, a unos 5 kilómetros del cerro del Bautismo, montaña adentro y a través de un sendero o caminería, se comunica con la Parroquia Bolívar, Araira- Municipio Zamora del Estado Miranda, adyacente al  Topo El Oso, junto  con el sector Los Vegotes, punto donde nace el Rio Araira, alimentado principalmente por  la Quebrada  La Mesa, que tiene su origen precisamente en el  Topo Majagual. 

Hasta mediados del año 1958, una gran extensión de esta zona (cara norte de la Fila Maestra),  estuvo conformado por un vecindario compuesto de varias familias  que se dedicaban a la  Agricultura, con la finalidad de lograr su sustento y comercialización denominado La Costa, que a su vez estaba integrado por sectores que aún mantienen su nombre de origen como son; Los Matapalos, los Cedrales, Los Casupales, Las Corujas y la Fila de las Dantas, entre otros.

En este caserío había además; telégrafo y bodegas (como la del señor Fernando Hernández) y hasta una línea telefónica (punto a Punto) directa con la población de La Sabana (Litoral Central). Así como un enlace comercial para la venta y colocación de sus productos (verduras, hortalizas y otros rubros) con las poblaciones de Guatire, Araira, Guarenas, Caracas y eventualmente el Litoral Central.

Pero a raíz de la Creación del Parque Nacional El Ávila, (12 de Diciembre del año 1958)  las familias que vivían en esta comunidad, se vieron obligadas a salir del sector, previo al pago de sus bienhechurías por parte del Gobierno Nacional de esa época, encabezado por su presidente el General Marcos Pérez Giménez, quien posteriormente fuese derrocado por medio de un golpe de estado. Algunos otros campesinos se asentaron en el cerro del Bautismo, otros en Guatire y otros  hacia la Sabana y La Virginia en el Litoral Central.

Años más tarde el Gobierno resuelve dejar algunas Haciendas que eran grandes productoras de Café para la época, como La Hacienda Zamurito, Hacienda Santa Rosa, Hacienda El Bautismo y La Hacienda El Oso, donde se dice que influyo en esta decisión Rómulo Betancourt, nacido en Guatire y Presidente de Venezuela interino entre 1945 y 1948, y constitucional entre 1959 y 1964.

Hoy en día, lamentablemente, solo queda el recuerdo de estas haciendas, algunas con maquinarias para la recolección y secado del café en granos, que hasta hace pocos años aun operaban, como  La Hacienda Zamurito.

El Camino hacia la Hacienda el Oso (Guatire-Parroquia Bolívar) La Sabana (Litoral), es utilizado hoy día por diferentes Grupos Excursionistas, como el CEMAG, ECOSENDERO, Fundación Guarenas-Repano y otros grupos afines de Caracas, Los Teques, etc., Esto para la práctica del Ecoturismo, pues toda la zona ofrece senderos, paisajes, Flora  y Fauna de especial belleza natural, pero que evidentemente siempre recomendamos contactar a estos grupos para quien desee conocer dichos parajes.  Las vicisitudes por la cuales paso “Concho Arenas” siempre será una referencia a la hora de incursionar en estos lugares.

NUESTRO SINCERO AGRADECIMIENTO A:

Luis Antonio Marques Ramírez, Conocido como Heriberto, quien con su memoria prodigiosa y testigo fiel, facilitó parte de la información para  esta reseña.

A la Familia Crespo-Martell, por los datos del antiguo Caserío de La Costa.

TERMINOS UTILIZADOS

HELIPUNTO: Área improvisada para realizar operaciones con Helicópteros de manera temporal.

VELAR: Palabra utilizada en Venezuela, especialmente para la cacería furtiva, referida a estar pendiente o sin dormir, para dar caza a  la presa.  

CAMATA: Nombre popular de un Ave de tamaño regular, muy parecido a la Guacharaca.

GALLITO: Nombre popular de una Planta de tipo Heliconia, parecido al  Riqui-Riqui, de colores vistosos,  donde se deposita agua en sus flores, especialmente producto de las lluvias y el roció.

PALMITO: Es un alimento muy conocido, obtenido del cogollo de algunas palmeras. Ciertas  especies de estas palmeras abundan en la zona tropical y en particular en montañas de la Cordillera de la Costa.

ENCANTADO: (Encantado o Encanto) Ser mitológico en algunos pueblos de Venezuela, de tipo etéreo (intangible) al cual se le atribuyen poderes sobrenaturales especiales.

S.N.M.: Siglas utilizadas en Geografía para indicar Sobre el Nivel del Mar

Oscar E. Munoz

CEMAG