“Protección Civil debe promover e impulsar la participación de las organizaciones voluntarias” Víctor Lira.

En Venezuela, las agrupaciones voluntarias de Búsqueda y Salvamento, son el apoyo de las Direcciones de Protección Civil Nacional, Estadal y Municipal. Sus integrantes de forma desinteresada, sin percibir dinero a cambio, colaboran en las situaciones de emergencia que se puedan presentar, como inundaciones, deslaves, incendios o terremotos. Asimismo, ponen su granito de arena con el envío de ropa, comida y enseres a familias que han quedado en la calle a consecuencia de las lluvias o de algún otro evento adverso.

Los grupos voluntarios de apoyo al Sistema Nacional de Riesgos y Protección Civil, se especializan para brindar un servicio optimo a las comunidades en las àreas de Telecomunicaciones, Atención prehospitalaria (primeros auxilios), búsqueda y salvamento, traslado de personas lesionadas, combate de Incendios Forestales y otras. La mayoría de los conocimientos que adquieren son enseñados por organizaciones de rescate, seguridad y prevención como Protección Civil, Bomberos, Cruz Roja y otros Grupos de Rescate especializados. Se cuentan hoy día, con innumerables voluntarios preparados internacionalmente en países como los EEUU, España, Canada, Mexico, Costa Rica, Japon y otros.

La cifra integrada de voluntarios participantes en diferentes organizaciones de Rescate en Venezuela, hacen una cantidad nada despreciable de mujeres y hombres, que se han preocupado por preparse para ayudar al prójimo ante situaciones de accidentes y/o desastres. De aquí la necesidad de que las Direcciones de Protección Civil nacional, estadales y municipales entren en conciencia de este recurso humano invaluable y abran sus puertas con un decidido apoyo a estas organizaciones.

El Sistema Nacional de Riesgos y Protección Civil debe asumir la misión de promover e impulsar la participación de las organizaciones voluntarias, permitiendoles el desarrollo de sus destrezas y habilidades mediante el conocimiento adquirido, durante su aprendizaje, en atención a las políticas de prevención del estado. Se debe lograr el fortalecimiento y reconocimiento del voluntariado a nivel nacional, visualizando su contribución al desarrollo social, ambiental y preventivo.

Ir a la playa, compartir en familia o simplemente dormir, son algunas actividades que la gente hace los fines de semana, sin embargo existen personas que dedican todo su tiempo libre a salvar vidas sin esperar nada a cambio: los voluntarios que integran las agrupaciones de rescate. Estos grupos ayudan sin recibir remuneración alguna, lo hacen porque se sienten complementados al servir a la gente, de aquí que debemos contribuir con su integración y mantener al voluntariado motivado para brindar respuestas inmediatas y oportunas a los ciudadanos.

“Trabajar como voluntario es una labor enriquecedora y no hay mayor satisfacción que saber, al final del día, que se ha logrado salvar la vida de algún ciudadano”.

A sido tan importante la participación de voluntarios en las diferentes actividades que adelanta la sociedad, que la Asamblea General de las Naciones Unidas, en el año 1985 decreto para celebrarse año a año, el día 5 de Diciembre como el Día Internacional del Voluntariado. El objetivo consiste en aunar voluntades para fortalecer el desarrollo económico y social de los pueblos.

Su celebración es un reconocimiento oficial a la labor de todas aquellas personas que, de forma altruista y voluntaria, contribuyen a la mejora de su entorno. Ademas, en este día se ofrece una valiosa oportunidad para participar directamente en el desarrollo ecuánime y sostenible de todo el mundo, al asumir la capacidad de acción y transformación que, individual y colectivamente, todos podemos ejercer.

Lcdo. Victor Gabriel Lira Guzmàn

Exdirector de Proteccion Civil Miranda