La Protección Civil y los incendios forestales.

Caracas 10 de Abril.-

Los Incendios Forestales se definen como un fuego injustificado y descontrolado en el cual los combustibles son materiales vegetales y que en su propagación, puede destruir vidas humanas, infraestructura y la productividad ganadera y agropecuaria. Los incendios forestales en el mundo constituyen la causa más importante de destrucción de Bosques, 6.7 millones de hectáreas de superficie media anual. En Venezuela, en promedio, al año se originan unos 2.556 incendios registrados, que afectan a 44.166 Has aproximadamente. Siendo estos en su mayoría provocados por la acción del hombre. Como acción inmediata, se destruyen asentamientos humanos, disminuye la biodiversidad, se alteran los ciclos productivos y se produce contaminación ambiental (cambio climático).

A mediano y largo plazo los impactos son más significativos, como la pérdida de productividad de los suelos, disminución de fuentes productoras de agua, inicio de procesos erosivos, embancamiento de los ríos y lagos, pérdida de belleza escénica y de lugares de esparcimiento, recalentamiento del ambiente por pérdida de vegetación, aumento de los procesos de desertificación. En este contexto, la preocupación de la ciudadanía, su sensación de inseguridad (a veces con connotación de alarma pública), como efecto inmediato, lo constituyen los incendios forestales de transición urbano rural (entorno a ciudades o pueblos) o también denominados de interface, los cuales presentan efectos devastadores, considerando el daño potencial significativo y de importancia, derivado de la combinación de combustibles propios de las áreas urbanas y la vegetación aledaña, con estructuras inmobiliarias, generalmente viviendas, industrias e infraestructura pública. Lo anterior condiciona un comportamiento de los incendios forestales de forma errática y de difícil control, inflamabilidad de construcciones, difícil localización de viviendas, alta concentración de combustible seco, difícil acceso, falta de red humedad, falta de medidas preventivas y problemas de evacuación, y falta de conocimiento de parte de la población sobre el daño producido por los incendios forestales y las medidas para prevenirlos. A la vez, se ha visto potenciado significativamente por la expansión territorial de las ciudades por parte de la población hacia zonas de mayor y mejor calidad de vida, lo que la ha llevado a desplazarse hacia sectores altamente amenazados dentro de la cuenca, aumentando el riesgo de incendios forestales con las consecuencias que ellos generan, como pérdidas en vidas humanas, económicas y ambientales, que configuran situaciones de emergencia para toda la comunidad y el País.

En tal sentido, la gestión de  la Protección Civil frente a los Incendios Forestales, en el marco del Plan Nacional de Protección Civil y Administración de Desastres, establece como Directriz, reducir los riesgos de situaciones catastróficas para personas y bienes, teniendo como principio básico de esta Directriz, la Protección de la vida y la seguridad de las personas prevaleciendo frente a cualquier otro valor. Por consiguiente, este proceso se debe basar en los dos elementos fundamentales de la Gestión del Riesgo, la Prevención, destinada a la evaluación de amenazas, vulnerabilidades o riesgos, análisis de necesidades para la reducción de los riesgos, y la atención adecuada y oportuna de sectores afectados por este tipo de eventos, bien sea provocados por agentes naturales o antrópicos; a través de acciones coordinadas. En virtud de este enfoque y con particular énfasis hacia el nivel Municipal y Estadal, el referente Plan de Acción para la Gestión de Protección Civil frente al Riesgo de Incendios Forestales, debe estar sustentado en el desarrollo adecuado de la identificación territorial de este riesgo y de los respectivos recursos de Prevención y atención de este flagelo, estableciendo como base una estrategia de Mitigación, Preparación, Alerta, Respuesta, Recuperación y Reconstrucción.

Estas acciones están destinadas a atender la amenaza y vulnerabilidad de las áreas naturales sobre las cuales actúa el flagelo del fuego.

Mitigación consiste en crear al interior de las Direcciones de Protección Civil a nivel Municipal y Estadal, una comisión de riesgos forestales; encargada del Análisis, Diagnóstico, Planificación y control de gestión de planes y programas de protección contra incendios forestales.

Sus funciones serán; supervisar y controlar planes de prevención y atención:

Sentar las bases para un proceso de planificación a mediano y largo plazo, para la elaboración e implementación de planes de protección local, con el apoyo técnico del Comando Nacional Unificado.

Desarrollar el estudio de Evaluación del Riesgo y Análisis de las Necesidades (ERAN)

Identificar las áreas críticas desde el punto de vista de riesgo inminente de incendios forestales y reflejarlas en los mapas y establecer las coordinaciones necesarias con los organismos competentes.

 Inventario de viviendas críticas.

Identificación de vías de evacuación.

Zonas con cobertura vegetal.

Zonas con residuos sólidos (basureros) Coordinar las medidas necesarias para mitigar, entendiéndose estas como silvicultura preventiva, manejo de residuos y estructura operativa adecuada a la problemática.

Corta fuegos perimetrales.

Eliminación de residuos vegetales y basuras.

Puesta a punto del equipamiento para apoyar la supresión del fuego, como operación de camiones cisternas, despeje o reparación de vías de acceso Establecer un programa de sensibilización y educación a la población respecto a las medidas preventivas o de mitigación necesarias para evitar o aminorar el impacto de los incendios forestales.

Cuñas radiales y spot de televisión para ser transmitidos en canales de TV locales de carácter abierto y cable, con mensajes alusivos a la prevención de incendios forestales.

Campaña de sensibilización respecto a los incendios forestales, dirigida a la población en general y a los estudiantes de primaria y secundaria.

 Establecer alianzas estratégicas con empresas Públicas y Privadas, con el objeto de potenciar el Programa de protección local contra incendios forestales, con especial énfasis en aquellas industrias de carácter estratégico o de potencial peligrosidad, dada la naturaleza de su proceso productivo (por ejemplo: PDVSA, Empresas Forestales, Concesionarias de Carreteras, distribuidoras de combustible, etc.

 Actualización de coordinaciones del Plan Nacional de Prevención Contra Incendios Forestales, en todos los niveles (Nacional, Estadal y Municipal).

Mantener actualizado el inventario de recursos (materiales y económicos), para el apoyo de las emergencias.

Incorporar el Recurso Humano especializado para el fortalecimiento Institucional (Ingeniero Forestal o similar).

Fortalecimiento Institucional de las Direcciones Estadales de Ambiente, Direcciones Estadales de PCAD y Guardia Nacional (talento humano, materiales, equipos y recurso financiero).

Reuniones para la articulación con Instituciones Públicas, Privadas y Ong`s involucradas en la prevención de Incendios Forestales.

Preparación y fortalecimiento de los funcionarios y voluntarios a través de la capacitación e instrucción.

Inventario y mantenimiento de materiales y equipos.

Reuniones de coordinación con Instituciones relacionadas (DEA, INPARQUES, Guardia Nacional, Bomberos, otros).Asignación de recursos (económicos y materiales), en sectores prioritarios identificados en el mapa de riesgo de incendios.

Capacitar a las comunidades en esta materia a través de CAPCOMEAATENCIÓN.

Una vez declarada la emergencia por los incendios, se deben considerar las siguientes acciones con el objeto de entregar una respuesta más efectiva y a la vez, disminuir los efectos provocados por los incendios forestales.

Respuesta Evaluación de Daños y análisis de necesidades (EDAN).

Coordinación y supresión con grupos de voluntarios de Protección Civil.

Atención de afectados.

Coordinación con Comando Unificado e Instituciones afines. Apoyo técnico – Profesional, materiales y equipos móviles.

Rehabilitación y Reconstrucción Asesoramiento para la Rehabilitación de líneas vitales (energía, agua, etc.).

Evaluación y Planificación para la Rehabilitación y Reconstrucción con visión del Riesgo. Asesoramiento y Orientación en la Recuperación Ambiental (Planes de Reforestación, restauración ambiental de cuencas, conservación de suelo y aguas, etc.

Existen muchas soluciones factibles al problema de los Incendios Forestales de Interface, sin embargo, el desafió principal consiste en lograr sinergias y convergencias entre los organismos públicos y privados con competencia en el tema, sumados a las comunidades que comparten el problema, favoreciendo que trabajen en forma conjunta, para poner en práctica las soluciones desde un enfoque de Prevención.

Por consiguiente, será necesario considerar los siguientes elementos que establecerán las bases de un accionar en conjunto frente al flagelo de los incendios forestales:

Recopilar información sobre la causa origen, naturaleza y magnitud del problema de los incendios forestales, con datos históricos y proyecciones futuras.

Realizar Investigación (técnica, científica, económica, in situ, etc.), para un detallado diagnóstico de la realidad.

Elaboración de cartografía (Identificando riesgos y recursos para prevención y respuesta en cada unidad territorial).

Establecer prioridades sobre la base del problema definido y focalizar el accionar de la sociedad organizada para hacer más eficiente su labor se protección contra incendios forestales, permitiendo a los organismos públicos y privados, comunidades e individuos, trabajar en forma integrada para disminuir el riesgo de los incendios forestales de interface y así, evitar la eventual pérdida de vidas humanas e infraestructura.

Formular e implementar a nivel Municipal y Estadal, planes de trabajo a corto, mediano y largo plazo, con objetivos claros y ajustados a la realidad, donde se establezcan actividades, cronogramas e identificación de los organismos o individuos responsables de llevar a cabo las acciones propias definidas para mitigar el problema de los incendios forestales.

Priorizar recursos e inversiones a nivel Nacional, Estadal y Municipal que permitan fortalecer los planes estratégicos de prevención de los incendios forestales y a la vez fortalecer las fuerzas de apoyo, ya sea en prevención o respuesta a las emergencias (Programas de prevención y mitigación, equipamiento a unidades de supresión, bomberos, etc).

Proporcionar pautas para que los organismos públicos y privados (con competencia en el tema), grupos comunales y pobladores, puedan desarrollar en forma ordenada, eficiente, segura y sistémica, acciones de protección contra los incendios forestales.

Desarrollar acciones de comunicación para sensibilizar al público en general y entes gubernamentales locales, de forma que estén más conscientes de los riesgos que implican los incendios en zonas urbanas y rurales, para que preparen y planeen medidas para mitigar los efectos de los incendios forestales, y posicionar la protección como un elemento de sustentabilidad del desarrollo local.

Importancia de la Educación.

Gestionar el desarrollo y la aplicación de planes, programas y proyectos, dirigidos a la Educación formal e informal en materia de prevención y atención de desastres, a fin de implementar una cultura preventiva en la Población, a nivel local, estatal y municipal, así como las aplicaciones de los controles de seguimientos respectivos.

Lograr una Cultura Preventiva en la población.

radiorescate.com.ve

Otros artículos relacionados con el tema:

La Protección Civil en Venezuela.  (Antecedente histórico).

La Protección Civil en Venezuela.

La Protección Civil y su importancia.

¿Qué es la gestión de riesgo?

Mapas de riesgo, Definición y metodología.