El impacto psicológico de las pandemias.

Caracas 26 de Marzo.-

Enfermedad, muerte, sufrimiento, cuarentena, pandemia, son algunas de las palabras que escuchamos en la actualidad, en medio de la declaración por parte de la Organización Mundial de la Salud la (OMS) de pandemia al covid-19, que lleva mas de 90 países y su contagio pareciera no tener fecha de término, es normal que las personas sientan temor, ansiedad y desesperación frente a lo que amenaza la vida, la salud y la familia.

Pudimos observar esta semana en algunas cadenas de supermercados en los estados unidos, grandes filas dentro y fuera de los mismos, las personas como medidas de precaución han acudido en masa a adquirir, alimentos, detergentes, jabones y cualquier cosa que les permita mantener la limpieza y el abastecimiento, por si acaso las cosas se ponen peor.

¿Qué es el pánico?. El pánico es el miedo muy intenso y manifiesto, especialmente el que sobrecoge repentinamente a un colectivo en situación de peligro, por ejemplo, en la ciudad de nuevo york y en otros destinos del mundo como Milán, Turín, y Venecia en Italia, las personas han tenido que cambiar sus estilos de vida por las muertes a nivel mundial por causas del covid-19, que ya sobre pasan el centenar solo en estas ciudades de Europa.

El pánico en las personas produce mucha ansiedad, nuestras vidas son condicionadas y adquieren un matiz traumático, en las condiciones que vive el mundo, los excesos de lavarse las manos, limpiar sin control, desarrollar una fobia por cualquier tipo de afección gripal que se parezca al covid-19, nos ponen en alerta en el metro, autobús, aviones y eventos deportivos.

Los sentimientos de indefensión, al percibir que nuestro bienestar esta en peligro, a pesar de las medidas sanitarias que pudiéramos estar tomando, pueden ademas  evolucionar y producir también síntomas depresivos, los ataques de pánico son más comunes en las mujeres que en los hombres, relacionados especialmente con rasgos de la personalidad, autoexigencia o sugestionabilidad e hipocondría, esta se produce con mayor frecuencia tras épocas o sucesos de mucho estrés.

Las personas con alto rasgo de ansiedad, a nivel cognitivo (pensamientos negativos, preocupaciones, obsesiones…), fisiológico (molestias en el estómago, taquicardias, sudoración, mareos…) y/o conductual (fumar, comer o beber en exceso, comerse las uñas, evitar ciertas situaciones por miedo al qué dirán…) tienen más probabilidad de sufrir ataques de pánico.

Es importante conservar la calma en este tiempo, mantener la ecuanimidad, no ser presa del pánico y las especulaciones de las redes sociales o medios y estar muy atentos a las informaciones de los ministerios de salud local y la OMS, para más información sobre el manejo del pánico consulte a un profesional de la salud mental de su país.

Para preguntas puede contactarnos al correo gunterlorenzo@gmail.com y a través de las distintas redes sociales, mucha dicha y mucha salud.

Gunter Lorenzo MA.

Magister en Psicología Clínica

alertametropolitana.do