El aterrador misterio en La Casa del Fin de los Tiempos. Anécdotas del cine nacional

La Casa del Fin de los Tiempos, película estrenada en el año 2013 y dirigida por Alejandro Hidalgo, fue la primera producción cinematográfica nacional perteneciente al género suspenso además de poseer ciertas características del cine de terror. Una obra que en su momento fue considerada única. Su historia y estilo muy distintos a los de cualquier largometraje venezolano hasta entonces, resultaron tan atrayentes para el público en general, que se convirtió en la película de género más taquillera estrenada en Venezuela con una recaudación que se estima, supera los USD 4.500.000.00.

Esta película también consiguió el título de largometraje venezolano mas visto en el mundo. Pues más de 33 países pudieron disfrutar de la obra de Hidalgo. La crítica profesional, también estuvo a favor de la cinta. Pues entre los premios que recibió, podemos mencionar ´´Mejor película de horror“ en la vigésimo primera edición del Palm Beach International Film Festival, año 2016. Así como también ´´Mejor Película“ y ´´Mejor Director“ en la catorceava edición del Screamfest en Los Ángeles, California.

La casa en la que se desarrollan los acontecimientos sobrenaturales del filme, se encuentra en Caracas, Urb El Paraíso, Av Páez, frente al Parque Naciones Unidas. Su apariencia lúgubre y sus deterioradas condiciones la convirtieron en la perfecta estructura para encerrar los aterradores secretos de la trama ofrecida por el largometraje. Sin embargo, durante la filmación, la línea que divide a la realidad de la ficción se volvió muy estrecha tras sus puertas.

Tanto el director Alejandro Hidalgo como los actores del largometraje llegaron a afirmar en varias entrevistas, que la filmación no estuvo exenta de extraños e incluso aterradores incidentes. Tales como fuertes ruidos producto de puertas que se cerraban, así como también un cuadro colgado en la pared que repentinamente caía al suelo. Estos hechos solían interrumpir la labor del equipo de producción.

Sonidos extraños también solían filtrarse a través de los audífonos del director Alejandro Hidalgo mientras este trabajaba en el apartado técnico de la cinta, cosa que le molestaba mucho pues lo interpretaba como un escándalo causado por los actores que se encontraban en el recinto. Lo cierto es que en aquellas oportunidades, los actores se encontraban en completo silencio, por lo que no había explicación alguna para justificar la filtración de dichos sonidos. La famosa actriz, Ruddy Rodríguez, protagonista de la cinta, habló en una oportunidad acerca de un perro que habitaba la construcción. Este canino aparentemente no tenía dueño. Lo más extraño del tema era que este animal aullaba continuamente y sin descanso, a las 6 de la tarde. Actividad que realizaba diariamente hasta que concluyó la filmación.

Más allá de todas estas coincidencias, muchos amantes del cine piensan que el poder sobrenatural que se gesta en el guión de algunas películas de terror, a veces logra encontrar la manera de entrar a nuestra realidad. En el caso de La Casa del Fin de los Tiempos posiblemente una fuerza se haya apoderado de la obra y sus artistas al momento de materializarla. Más no una fuerza maligna, sino la fuerza de la dedicación, el cariño y la fe en un proyecto que en su momento fue único y diferente. La fuerza de creer en una cinta que al final, aterró y enamoró a los espectadores de Venezuela y del resto del mundo.

Raúl Briceño