“Día Internacional del Perro de Rescate”

Tente. Luis Castillo, “ORION” y un descendiente

30 de Abril: “Día Internacional del Perro de Rescate”. Un año más donde asociaciones y grupos de todo el mundo rinden homenaje a estos perros tan especiales.

Los perros de rescate son adiestrados a diario en todo el mundo, este adiestramiento se realiza con la intención y el deseo de ayudar a las personas que lo puedan necesitar por encontrarse perdidas, sepultadas tras un derrumbamiento o atrapadas bajo una avalancha de nieve. Más de 5.000 veces al año los perros  de rescate en todo el mundo, van en misiones para salvar vidas por todo nuestro planeta y son cientos las personas que son localizadas gracias al olfato de estos magníficos animales.

No solo los equipos de perros de rescate actúan tras grandes catástrofes como terremotos, sino también en el día a día, buscando ancianos que por enfermedades degenerativas comienzan a andar desorientadas y no saben cómo regresar a su hogar, en aquellas situaciones en las que montañeros o esquiadores se ven atrapados por un alud y no debemos de olvidar, las  tal vez cientos de ocasiones, en las que pequeñas casas se derrumban en nuestra sociedad o por el envejecimiento de la construcción o por la fatalidad de un pequeño escape de gas que se acumula en la vivienda y al encender la luz de la habitación, toda la casa es derrumbada, producto de la explosión. Todas estos eventos hacen que un equipo de perros de rescate este presente. Pocas personas son conscientes antes de estos terribles momentos, de las cientos de horas que los equipos de perros de rescate desarrollan al año para la formación de sus canes.

El entrenamiento de un perro de rescate conlleva a miles de horas de entrenamiento, para poder estar preparado y afrontar adecuadamente una intervención de las características que hemos descrito anteriormente. Cientos de horas solo para adaptar al perro a trabajar y buscar en condiciones que otros muchos no querrían ni acercarse, (humo, fuego, polvo, martillos neumáticos), otras cientos de horas para que el perro se introduzca en el interior del edificio y busque de forma eficaz, eficiente y exitosa, mientras su guía permanece en el exterior por seguridad ante el posible derrumbamiento inminente del edificio, en el que perro busca con ahínco y ajeno al peligro que corre, un hilo de vida que llega a su nariz y lo sigue hasta llegar al punto exacto donde se encuentra la persona atrapada bajo varios toneladas de escombros, allí permanece durante varios minutos ladrando junto a la victima, para indicar a su guía donde se encuentra la misma. Todo este inmenso y arriesgado trabajo de miles de horas, lo ve recompensado por un poco de juego con su pelota y una pocas caricias.

A continuación les presentamos un trabajo audiovisual, realizado con “ORION”, un perro de raza Golden Retriever de 7 años de edad, y que es entrenado diariamente por el Teniente de Bomberos del Estado Miranda Luis Castillo, quien es además entrenador canino en la Agrupación voluntaria, Equipo Canino de Intervención en Desastres, K-SAR ECID.

afs/rr.